¡Y otro modelo más! Se presenta el nuevo modelo de la Raspberry PI: El A+

Es curioso, pero poco después de anunciar nuestro análisis de la B+, Raspberry Pi ha publicado un nuevo modelo, que viene a ser la actualización del modelo A+.

Esta nueva placa promete renovar las características y dar nuevos usos al modelo A. Un modelo que algunos ya considerábamos descatalogado o pasado de fecha. Veamos un poco por encima las características que nos propone esta nueva placa.

Mirando por encima las características que el fabricante nos proporciona acerca de este nuevo modelo, vemos que su aspecto externo es muy similar a su hermano mayor el B+. Disponemos del mismo número de GPIOs, 40, y mantenemos el puerto DSC y CSI en el nuevo dispositivo.

¿Entonces, en que se diferencia el A+ del B+? Fundamentalmente en dos cosas. Una es su tamaño, bastante más pequeña, 55 x 65 mm. La otra es el número de dispositivos hardware, como no puede ser de otra manera, si reduces tamaño debe ser a costa de perder algunas ventajas.

Modelo A+ a la izquierda, B+ a la derecha.
Modelo A+ a la izquierda, B+ a la derecha.

Por ejemplo, el A+ sólo dispone de un dispositivo USB, lo que, al contrario que el B+, elimina toda posibilidad de ejecutar esta placa como un mini-pc, pues nos quedamos sin espacio para teclado y ratón. También se ha eliminado el puerto Ethernet, que nos deja como única opción para conectar nuestro dispositivo a internet por medio de un usb-wifi.

Este modelo A+ cuenta, como el modelo A, con una memoria de 256 Mb, la mitad que la que ofrece el B/B+. Su precio es mucho más asequible, quedándose su valor en unos 20$. Todas estas actualizaciones, y el uso de nuevos reguladores de voltaje hacen que su consumo de potencia baje un 45% respecto a su hermano mayor. Ahora bien, ¿cómo valoramos esta nueva placa?

Nuestra opinión

Lo bueno

  • Un tamaño más reducido permitiría adaptar mejor a esta pequeña placa a proyectos de robótica o domótica.
  • En caso de que el proyecto para la que la usemos necesite de una batería, su menor consumo nos permitirá alargar el tiempo entre cada recarga.
  • Su precio es tan bajo que se sitúa incluso en el margen de precios de los Arduino.


Lo malo

  • A nuestro modo de ver, pierde casi toda su utilidad como mini-pc por falta de conectores suficientes
  • No se si hubiera sido posible conectarla algún dispositivo USB más.
  • El modelo A si que disponía de puerto Ethernet.
Raspberry Pi modelo A+
 

Resumen

El modelo A+ restringe el amplio abanico de posibilidades que ofrece el B+ en pro de satisfacer otras necesidades. Por esto, pienso que igual añadiendo algún USB más se podría no haber capado tanto su uso.

A no ser que sea para un proyecto en el que dependamos del consumo de corriente, no veo muy lógico el uso de esta placa respecto de la anterior. Por esto no la veo mucha utilidad. Pero serán los compradores y aficionados a la electrónica los que tengan la voz cantante en ese tema.


Espero que os haya gustado nuestro análisis, ¡nos vemos pronto!

Guardar

Guardar

Guardar

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *